Jul 082018
 

El bosque de Vilachuvana ahora ha desaparecido, pero aún se puede ver el hermoso Vilachu-kunda.

Se dice que durante el ataque a Vrindavana por el tirano Mughal, el emperador Aurangzeb, la deidad de Lord Harideva estuvo escondida en este kunda durante algún tiempo antes de ser trasladada a Barauli.

Este hermoso y apartado kunda dentro del bosque de Vilachuvana, era un lugar favorito para sentarse de Radha y Krishna, donde pasaban horas simplemente sentados y hablando entre ellos.

También hay un viejo banco de piedra que ahora está roto donde se dice que los “amantes divinos” solían sentarse.

En una ocasión, Radharani perdió Su tobillo aquí y comenzó a buscarlo.

Cuando Krishna llegó, le preguntó en broma a Radha si estaba buscando su flauta que se había perdido.

Radha le dijo a Krishna que dejara de bromear y que ayudara a buscar el tobillo-campana perdido (nupur).

Cuando Krishna persistió en hacer bromas, Radha se enojó y se negó a hablar con él.

Para apaciguar a Radharani, Krishna se arrodilló y comenzó a desenterrar frenéticamente la tierra con sus propias manos mientras buscaba el tobillo.

Ante el asombro total de Radharani, Krishna comenzó a desenterrar todo tipo de campanas tobilleras, algunas de ellas hechas de plata, y algunas de ellas eran de oro, Krishna también desenterró algunas gemas preciosas también.

Colocando todas las campanas de tobillo ante Radharani y con una hermosa sonrisa en su rostro, Krishna le preguntó a Radharani cuál de las tobilleras era la suya.

Sintiendo una gran felicidad ante el esfuerzo de Krishna por complacerla, Radharani inmediatamente abrazó a Krishna y ambos se sentaron en el banco para disfrutar de Sus íntimas conversaciones amorosas.

Debido a estos pasatiempos entre Radha y Krishna, este bosque también se llama Vilasavana, que significa el “bosque de los pasatiempos ambrosiales”

Manonatha Dasa (ACBSP).

This post has already been read 34 times

Sorry, the comment form is closed at this time.